Terapia Vojta


Desarrollamos el método del Dr. Vojta, es de utilidad en las especialidades como pediatría, traumatología y neurología. Consiste en desencadenar unas reacciones motoras repetidas (patrones de locomoción refleja) en el tronco y extremidades a partir de estímulos definidos y partiendo de una postura determinada. Los padres van a ser fundamentales en nuestro tratamiento. Con la Terapia Vojta se permite el acceso a los patrones elementales de la llamada “locomoción refleja”.

Consiste en la presión selectiva de zonas determinadas del pacientes, estando éste tumbado en posiciones concretas.

Con la presión como estímulo desencadenamos en el ser humano de cualquier edad de forma automática y sin iniciativa propia de la persona, la activación de dos movimientos:

  • La reptación refleja: movimiento de tipo arrastre.
  • Volteo reflejo: desde el decúbito supino a decúbito lateral, para terminar en la marcha cuadrúpeda, gateo.

Todo esto conlleva:

  • Enderezamiento del cuerpo en contra de la gravedad.
  • Control postural: control del equilibrio y la postura.
  • Movimiento propositivo de prensión y del paso de las extremidades.

Beneficios:

Globalidad: Conexión nerviosa de todo el cuerpo, sistema nervioso central, repercutiendo así desde la musculatura esquelética hasta los órganos internos, desde el control más sencillo del sistema nervioso central a lo más complejo del cerebro.

Zona orofacial:

  • Succión, masticación y deglución.
  • Movilidad ocular.
  • Aumento del tono de voz.
  • Lenguaje y habla.

Musculatura esquelética:

  • Extensión y rotación de la columna, mejora su movilidad funcional.
  • Aumenta la movilidad de la cabeza.
  • Coaptación y centramiento de las articulaciones de proximal a distal (reducción de las posturas anormales).
  • Precisión en manos y pies: prensión y apoyo.

Respiración:

  • Ensanchamiento de la caja torácica.
  • Respiración profunda y constante.
  • Disminución de la mucosidad.

Percepción:

  • Mejora las reacciones de equilibrio.
  • Mejora la orientación espacial.
  • Aumento o disminución de sensibilidad, frío o calor.
  • Percepción del cuerpo.
  • Mejora el reconocimiento táctil.
  • Aumenta la capacidad de concentración.

Sistema Nerviosos Vegetativo:

  • Normalización de la coloración de la piel.
  • Mejora del ritmo del sueño y vigilia.
  • Regulación de las funciones vesical e intestinal.

Psiquismo:

  • Mejora la atención.
  • Mayor relajación.
  • Aumenta la vinculación con el entorno.

Podemos aplicarlo en cualquier edad, aunque nuestro objetivos sean diferentes. El paciente dispondrá de los patrones parciales innatos.

Cada paciente es individual por ellos es importante que el profesional este cualificado para poder ajustar el tratamiento a su patología, y a las posibilidades y limitaciones que presente.

No dude en contactar con Fisioterapia Sansueña para cualquier consulta, somos especialistas cualificados en Terapia Vojta.