Cólico de Lactante


Es un cuadro de llantos prolongados, en ocasiones inconsolables, son iniciado alrededor de la segunda semana de vida, repitiéndose casi a diario o a diario suele producirse desde el atardecer hasta la entrada de la madrugada, y debe tener una duración de al menos 3 horas a lo largo del día, suelen persistir hasta el tercer o cuarto mes de vida.

Consideramos cólico del lactante cuando padecen dos o más de los siguientes síntomas:

Principales:

  • Llanto episódico inconsolable, duración de al menos 3 horas al día, más de 3 días a la semana.
  • Flexión de piernas sobre abdomen y puños cerrados.
  • Llanto vespertino.
  • Agitación e irritabilidad.

Secundarios:

  • Lactante saludable.
  • Tras estímulos tranquilizantes, no responde.
  • Expresión de dolor en la cara.
  • Síntomas digestivos: gases, estreñimiento, regurgitaciones.
  • Otros: alteración del sueño y comidas.

Las causas son de origen desconocido, aunque existen diferentes hipótesis:

  • Origen gastrointestinal: Gases, estreñimiento, inmadurez del intestino, flora bacteriana.
  • Origen psicológico: Estrés en el bebe o ambiente hiperestimulador.
  • Alergias/intolerancias alimentarias: En ocasiones a la proteína de la leche de vaca, puede mejorar cambiando el tipo de leche de fórmula o si recibe leche materna retirándole a la madre los lácteos de su dieta.

Desde la fisioterapia y osteopatía tratamos las tensiones acumuladas en la zona nucal y pelvis, causadas por partos dificultosos o posiciones intrauterinas determinadas. Éstas zonas son de gran importancia dado que son el origen a nivel nucal del nervio vago que regula el funcionamiento de la parte superior del tubo digestivo de garganta a estómago y en la zona lumbar y sacra los nervios que controlan las funciones del intestino delgado y grueso.

Nuestro tratamiento consiste en descartar otro tipo de patología como reflujo gastroesofágico, alergias alimentarias, etc., mediante la historia clínica. Tras ello las técnicas usadas consistirán en masaje y maniobras manuales a nivel abdominal y del tubo digestivo y osteopatía craneal donde conseguimos la liberación de las estructuras que provocan los síntomas.

También se realiza masaje en la zona orofacial para asegurar que la succión se realiza de forma eficaz y en la parte anterior del cuello para que la deglución sea más fácil. Es importante relajar la zona del diafragma para mejora la respiración y por sus relaciones a nivel digestivos y cervical. Normalmente con 2 o 3 sesiones de 30 minutos, suelen desaparecer la gran mayoría de los síntomas.

Las reacciones al tratamiento variarán dependiendo de cada bebé y su historia, aunque tras la primera sesión ya se debe notar cierta mejoría si no hay otros problemas asociados. Además es conveniente enseñar a los padres algunas sencillas maniobras de masaje abdominal para que ellos en casa puedan contribuir también al tratamiento y a la mejora de su bebé. Todas nuestras técnicas son inocuas, no le producirán ningún dolor ni efecto secundario en el bebé. Se sentirá más relajado y calmado tras el tratamiento.

Dado que son bebés se recomienda acudir a un terapeuta especializado y cualificado.

No duden en contactar con Fisioterapia Sansueña para cualquier consulta.